lunes, abril 04, 2011

A través del Tiempo (Quantum Leap)

A través del tiempo, o Quantum Leap (1989/93) en su versión original, era una serie de televisión norteamericana, protagonizada por Scott Bakula y Dean Stockwell, que narraba las aventuras del doctor en física Sam Becket (Scott Bakula, a quien pudimos ver también en American Beauty), que atrapado en el continuo espacio temporal, se veía abocado a saltar de un tiempo a otro, encarnándose en el cuerpo de distintas personas del pasado. Cuando se miraba al espejo, veía el rostro del tipo a quien suplantaba. La serie estaba producida por Donald P. Belissario (Magnum y JAG Alerta Roja). En EE.UU. la emitió la NBC, en España los canales autonómicos (yo la seguía a través de Canal Sur).


Al comienzo de la serie, Sam se metía en el acelerador de partículas cuánticas - un dispositivo desarrollado por él y su equipo científico - y desaparecía en el tiempo. En su época, algo va mal y los ingenieros del proyecto no lo pueden traer de vuelta, pues Ziggy (así llaman a la máquina del tiempo) toma el control, determinando que Sam debe viajar por el tiempo, con la responsabilidad de arreglar pequeños desastres de un pasado reciente; nunca grandes eventos históricos, sino pequeños dramas familiares, asesinatos o muertes. Por tanto, Ziggy parece haber cobrado entidad propia y raciocinio, determinando qué épocas y qué desgracias es preciso enmendar, y transportando a Sam a través de la Historia cada vez que termina con éxito una misión.

A pesar de su carácter autoconclusivo - casi es un alivio que no te obliguen a tener que ver todos los episodios - la serie tenía aspectos lo suficientemente originales y divertidos para fidelizar a un público anterior a la era digital. Y es que además de las situaciones cómicas o embarazosas a las que los viajeros temporales se ven expuestos (cierta torpeza para pasar desapercibido en una época ajena a la suya, o la responsabilidad de no interferir en la Historia) se le unían otras no menos divertidas provocadas por la dinámica argumental de la serie, que exigía que en cada viaje, Sam se encarnara en el cuerpo de una persona en concreto. Así, aunque el Dr. Becket siempre era interpretado por el mismo actor (Scott Bakula), su rostro ante el espejo era distinto cada vez.

En cada viaje, la personalidad de Sam Beckett se fundía parcialmente con la del sujeto encarnado, y en esto hay que reconocerle a Scott Bakula un excelente trabajo actoral y de mímesis, interpretando con con sinceridad personajes tan complejos como una mujer maltratada, un esclavo negro de Carolina del Sur, o incluso al mismísmo John Lennon. Hay que decir que Bakula es también un cantante más que aceptable, facultad que fue explotada muchas veces en la serie.


En el trasfondo de estas historias siempre se encontraba una moraleja cargada de humanidad y buenas intenciones, que hacía de Sam la encarnación - nunca mejor dicho - del mito del héroe desde una perspectiva futurista (retro-futurista, hoy). Se ensalzaban valores como la amistad, la tolerancia, la comprensión, el abolicionismo y el antibelicismo, desde un enfoque quizás algo naïf, pero honesto y convincente, buscando así ser un retrato de la historia reciente de América, muy al estilo del Forrest Gump de Zemeckis, por ejemplo.

Todo héroe necesita un escudero, que aporte algo de racionalidad y pragmatismo a su temperamento pasional y que funcione también como alivio cómico. Todo esto lo encontraba Sam en su inseparable compañero Albert Calavicci (magníficamente interpretado por Dean Stockwell), responsable militar del proyecto, mujeriego, pendenciero y sarcástico. Albert (o simplement Al) interpretaba los datos y la "voluntad" de Ziggy, y podía comunicarse con Sam proyectándose a través del tiempo como un holograma neurológico, al que sólo Sam podía ver y oir.

Quantum Leap es una serie a reivindicar,
con un mensaje alentador, una interesante trama de ciencia ficción y un cuidado estilo visual, (no es cosa fácil ni barata representar con exactitud tantas épocas o lugares históricos). Los incansables Sam y Al, se ganaron nuestros corazones durante los primeros años noventa y a día de hoy la serie se mantiene fresca y joven, como demuestra el reciente lanzamiento de las cuatro temporadas en DVD.

3 comentarios:

Rubén dijo...

Si no me equivoco yo recuerdo a Scott Bakula por su película "El señor de las ilusiones" de Clive Barker.

Vertov dijo...

No conozco EL SEÑOR DE LAS ILUSIONES ¿Qué tal está? Recientemente me han regalado el Blu-Ray de HELLRAISER, del mismo director...

Rubén dijo...

Clive Barker es más conocido por ser guionista y escritor de libros (y juegos), y algo menos por haber sido el director al adaptar algunas de sus obras.

Yo guardo muy buen recuerdo de las tres pelis que dirigió, como bien has dicho "Hellraiser", "El señor de las ilusiones", y la mítica "Razas de noche".

La verdad es que no he vuelto a revisar recientemente ninguna de las tres, así que mi opinión sobre ellas es más nostálgica que otra cosa. Deberás verlas, aunque creo que no te defraudarán ;)